El estar mucho tiempo sentado puede ser malo para tu salud mental

El estar mucho tiempo sentado puede ser malo para tu salud mental

A medida que COVID-19 convirtió los desplazamientos diarios en desplazamientos entre las habitaciones de la casa y Netflix reemplazó el tiempo pasado en el gimnasio o practicando deportes, hemos estado sentados mucho más tiempo. Ahora, un nuevo estudio sugiere que podría estar poniendo en riesgo nuestra salud mental.

«Sabíamos que COVID iba a afectar nuestro comportamiento y lo que podíamos hacer de muchas formas extrañas que no podíamos predecir», dijo el coautor del estudio, Jacob Meyer, de la Universidad Estatal de Iowa. Quien dirigió un par de estudios para descubrir cómo la inactividad durante la pandemia ha afectado la forma en que las personas piensan, sienten y ven el mundo.

El primero reveló que los encuestados que habían realizado las 2,5 a 5 horas recomendadas a la semana de actividad física moderada a vigorosa antes de la pandemia tuvieron una disminución promedio del 32% en la actividad justo después de que entraron en vigencia las restricciones relacionadas con COVID.

Esas personas informaron sentirse más deprimidas, ansiosas y solas, según los hallazgos publicados el año pasado en la Revista Internacional de Investigación Ambiental y Salud Pública.

Para el nuevo estudio de seguimiento, los mismos participantes completaron encuestas semanales entre abril y junio de 2020. Por lo general, las personas vieron mejorar su salud mental durante ese tiempo.

«La gente se adaptó a la vida en la pandemia», dijo Meyer, profesor asistente de kinesiología y director del Laboratorio de Bienestar y Ejercicio. «Pero para las personas cuyo tiempo de estar sentado se mantuvo alto, sus síntomas depresivos, en promedio, no se recuperaron de la misma manera que los de los demás».

«Sabemos que cuando la actividad física de las personas y el tiempo frente a la pantalla cambian, eso está relacionado con su salud mental en general, pero realmente no hemos visto datos de una gran población como esta en respuesta a un cambio abrupto antes», comento Meyer.

Señaló que un vínculo entre sentarse y la salud mental no prueba que sentarse cause depresión. Es posible que las personas que estaban más deprimidas se sentaran más o que las personas que estaban más sentadas se deprimieran más, dijo Meyer. O podrían estar en juego otros factores.

«Ciertamente es digno de más investigación», agrego Meyer. «Creo que estar al tanto de algunos de los cambios sutiles que hemos hecho durante la pandemia y cómo podrían ser beneficiosos o perjudiciales es realmente importante cuando miramos hacia el otro lado de la vida pandémica».

Mientras tanto, es importante romper largos períodos de estar sentado levantándose y moviéndose.

«Si ya no camina por el pasillo para las reuniones en persona, aún puede incorporar ese descanso de estar sentado dando un breve paseo antes y después de su llamada de Zoom», dijo Meyer.

Si está trabajando en casa, camine alrededor de la cuadra antes y después de la jornada laboral para imitar su viaje al trabajo, sugirió Meyer.

El nuevo estudio se publicó recientemente en la revista Frontiers in Psychiatry.

Fuente: Iowa State University

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *