La reducción de la sensación de control aumenta el apoyo a los líderes que utilizan la retórica conspirativa

La reducción de la sensación de control aumenta el apoyo a los líderes que utilizan la retórica conspirativa

Un nuevo estudio proporciona evidencia de que una sensación reducida de control tiende a aumentar el apoyo a los líderes que usan retórica conspirativa, mientras que una mayor sensación de control tiende a reducir el apoyo a tales líderes. La investigación también destaca el papel de la identidad política en la configuración de estos efectos. Los hallazgos aparecen en el Journal of Experimental Social Psychology.

La crisis de COVID-19 ha dado lugar a varias teorías de conspiración, cuestionando los orígenes del virus y la efectividad de las vacunas. Líderes, como el presidente Jair Bolsonaro de Brasil y el ex presidente Donald Trump de los Estados Unidos, han contribuido a la difusión de estas teorías al hacer afirmaciones sobre la pandemia. Sin embargo, poco se sabe acerca de por qué las personas se inclinan a apoyar a los líderes que usan la retórica conspirativa.

Investigaciones anteriores han demostrado que los líderes usan diferentes formas de retórica para motivar a sus seguidores y obtener apoyo al articular una visión compartida o fomentar un sentido de comunidad. En este estudio, los investigadores introducen el concepto de «retórica conspirativa», que implica un lenguaje persuasivo que culpa a los actores ocultos con objetivos secretos por ciertos eventos. Sugieren que este tipo de comunicación puede ser empleada por los líderes para atraer apoyo.

El estudio se basa en la teoría del control compensatorio, que propone que los individuos buscan fuentes de estructura en su entorno cuando experimentan una disminución de la sensación de control. Incluso las fuentes amenazantes de estructura se vuelven atractivas cuando las personas sienten una falta de control. Las teorías de conspiración, con sus redes causales explicativas que conectan actores y eventos, sirven como una de esas fuentes de estructura. Por lo tanto, los líderes que ofrecen teorías de conspiración en su retórica pueden ser vistos como una estructura para los posibles partidarios.

«Siempre me ha interesado comprender por qué creemos en las cosas que hacemos y cómo eso da forma a nuestras interacciones con los demás», dijo el autor del estudio Benjamin J. Dow, profesor de práctica en la Escuela de Negocios Cox de la Universidad Metodista del Sur.

«Es por eso que gran parte de mi investigación se centra en las creencias de conspiración. Cuando comenzamos esta investigación, había mucha atención de los medios centrada en líderes de alto perfil que defendían teorías de conspiración. Nos dimos cuenta de que se sabía muy poco sobre cómo reaccionan las personas a la aceptación de las teorías de conspiración por parte de un líder. Este estudio fue nuestra primera incursión en comprender mejor lo que los seguidores podrían hacer en esas situaciones».

«Cuando carecemos de control, las teorías de conspiración se vuelven más atractivas porque preferimos un mundo donde las fuerzas nefastas están en control a uno gobernado por la aleatoriedad», dijo Dow. «Sin embargo, abrazar teorías de conspiración en realidad no satisface nuestra necesidad subyacente de control. Es un poco como comer comida chatarra que es satisfactoria en el momento pero no te hace sentir bien a largo plazo. Así que mi consejo es que tengas algo de cuidado con aquellos que ofrecen historias de fuerzas malévolas que trabajan en tu contra, especialmente si sientes una falta de control».

«Es más probable que las personas apoyen a un líder que defiende teorías de conspiración cuando sienten que no tienen mucho control en sus vidas», comento Dow . «Lo contrario también es cierto: es menos probable que las personas apoyen a un líder que usa la retórica conspirativa cuando se sienten más en control».

Si bien el estudio combinó métodos experimentales y naturalistas, hay otras formas de examinar empíricamente la relación entre el sentido de control y el apoyo a los líderes conspirativos. Esto podría incluir experimentos de campo que analicen el apoyo a los líderes del mundo real utilizando retórica conspirativa o grandes estudios correlacionales que exploren las actitudes sobre políticos particulares.

«Creemos que nuestros hallazgos deberían traducirse en cosas como el comportamiento real de la votación, pero no lo hemos probado directamente», concluyo Dow.

Fuente: Journal of Experimental Social Psychology

Articulo original: “Support for leaders who use conspiratorial rhetoric: The role of personal control and political identity“, autores: Benjamin J. Dow, Cynthia S. Wang, and Jennifer A. Whitson.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *