Los levantadores de pesas masculinos que usan esteroides son más propensos a la psicopatología que aquellos que no lo hacen

Los levantadores de pesas masculinos que usan esteroides son más propensos a la psicopatología que aquellos que no lo hacen

Un estudio realizado en levantadores de pesas masculinos en Noruega encontró que aquellos que usaron esteroides anabólicos androgénicos exhibieron significativamente más síntomas de psicopatología que aquellos que no usaron estas sustancias. Por otro lado, eran mucho más fuertes que los no usuarios, aunque pasaban menos tiempo entrenando por semana. El estudio fue publicado en Brain and Behavior.

Los esteroides androgénicos-anabólicos, comúnmente conocidos simplemente como esteroides, son sustancias sintéticas que imitan los efectos de la hormona sexual masculina testosterona. Son conocidos por sus propiedades duales: androgénicos, relacionados con el desarrollo de las características sexuales masculinas, y anabólicos, que promueven el crecimiento muscular y la reparación de tejidos. Estos esteroides son a menudo utilizados ilícitamente por los atletas y culturistas para mejorar la masa muscular, fuerza, y el rendimiento.

Sin embargo, el mal uso de esteroides puede conducir a una serie de efectos adversos para la salud, incluyendo problemas cardiovasculares, desequilibrios hormonales, y trastornos psicológicos. A pesar de estos riesgos, alrededor del 3% -6% de los hombres jóvenes en la mayoría de los países occidentales usan estas sustancias. Por lo general, consumen dosis que exceden los niveles fisiológicos, amplificando aún más el potencial de efectos adversos. Además de esto, los estudios indican que los trastornos psiquiátricos son más comunes entre los usuarios de esteroides en comparación con la población general. Este es el caso con los usuarios masculinos y femeninos de esteroides.

La autora del estudio, Marie Lindvik Jørstad, y sus colegas querían investigar la psicopatología de la personalidad y los síndromes psiquiátricos específicos de los usuarios de esteroides anabólicos androgénicos. Reconociendo que los esteroides son típicamente utilizados por personas que participan en deportes que se centran en la masa muscular, decidieron centrar su estudio en levantadores de pesas. Para un análisis comparativo, eligieron levantadores de pesas que confirmaron que no usaban esteroides, suponiendo que este grupo se parecería mucho a los usuarios de esteroides, excepto en el aspecto del consumo de esteroides.

El estudio abarcó a 118 usuarios masculinos de esteroides anteriores y actuales y 97 levantadores de pesas que confirmaron que nunca habían usado esteroides. Ambos grupos también participaron en otro estudio en curso en el Hospital Universitario de Oslo en Noruega, examinando las implicaciones neurológicas, médicas y psiquiátricas del uso prolongado de esteroides. Los participantes, en promedio, tenían entre 35 y 36 años. Aquellos que se abstuvieron de esteroides típicamente tenían dos años más de educación que el grupo que consumía esteroides.

Los participantes completaron el Millon Clinical Multiaxial Inventory-III (MCMI-III), un extenso instrumento de autoinforme que evalúa una serie de trastornos de personalidad y síndromes psicopatológicos. También completaron una entrevista semiestructurada diseñada para este estudio. A través de esta entrevista, los participantes proporcionaron sus datos demográficos, historial de entrenamiento de levantamiento de pesas, información diversa relacionada con la salud e historial de uso de medicamentos recetados.

Los resultados mostraron que los usuarios de esteroides eran 8 kg (17,64 libras) más pesados, en promedio, que los no usuarios. Pasaban menos tiempo entrenando por semana, pero eran mucho más fuertes, como lo indica la cantidad de press de banca y sentadillas que pudieron hacer. Además, el 41% de los usuarios de esteroides consumieron medicamentos recetados, en marcado contraste con el uso del 7% observado entre los no usuarios.

Con respecto a las evaluaciones de salud mental, aquellos que usaron esteroides obtuvieron puntajes sustancialmente más altos en casi todas las métricas de psicopatología, con la única excepción de la escala de trastorno de personalidad narcisista. Estos usuarios mostraron rasgos pronunciados asociados con trastornos de personalidad antisociales, agresivos, pasivo-agresivos, contraproducentes, evitativos, depresivos y esquizotípicos.

«Los hallazgos del presente estudio utilizando el MCMI-III demostraron marcadas diferencias en la psicopatología entre los grupos de 117 levantadores de pesas anabólicos-androgénicos-esteroides y 97 no usantes. Los usuarios de esteroides anabólicos androgénicos mostraron puntuaciones BR [tasa base] significativamente más altas en todas las escalas de personalidad y síndrome, excepto en la escala narcisista, con un número mucho mayor de puntuaciones de escala que alcanzan el límite clínico», escribieron los autores del estudio.

El estudio arroja luz sobre los vínculos entre el uso de esteroides y la psicopatología. Sin embargo, también tiene limitaciones que deben considerarse. En particular, el diseño del estudio no permite sacar conclusiones sobre las causas y los efectos. Además, la información sobre el uso de esteroides se basó únicamente en autoinformes que permitieron que los hallazgos se vieran afectados por el sesgo de informe.

Fuente: Brain and Behavior

Articulo original: Titulo: “Clustering psychopathology in male anabolic–androgenic steroid users and non-using weightlifters”. Autores: Marie Lindvik Jørstad, Morgan Scarth, Svenn Torgersen, Harrison Graham Pope y Astrid Bjørnebekk.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *