Aprendemos más tomando descansos más prolongados

Muchos de nosotros hemos experimentado lo siguiente: el día antes de un examen, tratamos de meter una gran cantidad de información en nuestro cerebro. Pero tan rápido como lo adquirimos, el conocimiento que hemos obtenido con esmero desaparece de nuevo. La buena noticia es que podemos contrarrestar este olvido. Con intervalos de tiempo ampliados entre eventos de aprendizaje individuales, retenemos el conocimiento durante más tiempo.

Pero, ¿qué sucede en el cerebro durante el efecto de espaciamiento y por qué los descansos son tan beneficiosos para nuestra memoria? Generalmente se piensa que, durante el aprendizaje, las neuronas se activan y forman nuevas conexiones. De esta forma, el conocimiento aprendido se almacena y se puede recuperar reactivando el mismo conjunto de neuronas. Sin embargo, todavía sabemos muy poco sobre cómo las pausas influyen positivamente en este proceso, a pesar de que el efecto de espaciado se describió hace más de un siglo y ocurre en casi todos los animales.

Annet Glas y Pieter Goltstein, neurobiólogos del equipo de Mark Hübener y Tobias Bonhoeffer, investigaron este fenómeno en ratones. Para hacer esto, los animales tenían que recordar la posición de un trozo de chocolate escondido en un laberinto. En tres oportunidades consecutivas, se les permitió explorar el laberinto y encontrar su recompensa, incluidas pausas de diferentes longitudes. «Los ratones que fueron entrenados con los intervalos más largos entre las fases de aprendizaje no pudieron recordar la posición del chocolate tan rápidamente», explica Annet Glas. «Pero al día siguiente, cuanto más largas eran las pausas, mejor era la memoria de los ratones».

Durante la prueba del laberinto, los investigadores midieron además la actividad de las neuronas en la corteza prefrontal. Esta región del cerebro es de particular interés para los procesos de aprendizaje, ya que es conocida por su papel en tareas de pensamiento complejas. En consecuencia, los científicos demostraron que la inactivación de la corteza prefrontal afectó el desempeño de los ratones en el laberinto.

«Si tres fases de aprendizaje se suceden muy rápidamente, intuitivamente esperábamos que se activaran las mismas neuronas», dice Pieter Goltstein. «Después de todo, es el mismo experimento con la misma información. Sin embargo, después de un largo descanso, sería concebible que el cerebro interprete la siguiente fase de aprendizaje como un nuevo evento y lo procese con diferentes neuronas».

Sin embargo, los investigadores encontraron exactamente lo contrario cuando compararon la actividad neuronal durante diferentes fases de aprendizaje. Después de pausas breves, el patrón de activación en el cerebro fluctuó más que en comparación con las pausas largas: en fases de aprendizaje rápidas y sucesivas, los ratones activaron en su mayoría neuronas diferentes. Al tomar descansos más largos, las mismas neuronas activas durante la primera fase de aprendizaje se volvieron a utilizar más tarde.

La reactivación de las mismas neuronas podría permitir al cerebro fortalecer las conexiones entre estas células en cada fase de aprendizaje; no es necesario comenzar desde cero y establecer los contactos primero. «Es por eso que creemos que la memoria se beneficia de descansos más largos», dice Pieter Goltstein.

Así, después de más de un siglo, el estudio proporciona los primeros conocimientos sobre los procesos neuronales que explican el efecto positivo de las pausas en el aprendizaje. Con el aprendizaje espaciado, podemos alcanzar nuestro objetivo más lentamente, pero nos beneficiamos de nuestro conocimiento durante mucho más tiempo. ¡Con suerte, no lo habremos olvidado para cuando hagamos nuestro próximo examen!

Fuente:  Max-Planck-Gesellschaft

Annet Glas, Mark Hübener, Tobias Bonhoeffer, Pieter M. Goltstein. Spaced training enhances memory and prefrontal ensemble stability in mice. Current Biology, 2021; DOI: 10.1016/j.cub.2021.06.085

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *