Existe evidencia de que la atracción inconsciente de los hombres se debe a las señales de fertilidad en los rostros de las mujeres

Existe evidencia de que la atracción inconsciente de los hombres se debe a las señales de fertilidad en los rostros de las mujeres

Los hombres heterosexuales tienden a sentirse más atraídos por los rostros de las mujeres cuando están cerca de la ovulación en comparación con cuándo se encuentran en otras fases de sus ciclos menstruales, según una nueva investigación publicada en la revista científica Adaptive Human Behavior and Physiology. Sin embargo, la preferencia de los hombres por las señales de fertilidad parece estar impulsada por mecanismos inconscientes más que por una detección consciente.

La atracción entre los sexos ha fascinado durante mucho tiempo a los científicos e investigadores, lo que ha dado lugar a numerosos estudios que exploran la dinámica en juego. Un aspecto crítico de esta atracción se centra en la fertilidad de la mujer, que se ha sugerido que desempeña un papel en la configuración de las preferencias de los hombres en cuanto a parejas potenciales.

Investigaciones anteriores han indicado que los hombres a menudo muestran preferencia por mujeres que muestran señales de alta fertilidad. Estas señales, que se cree que los hombres detectan inconscientemente, pueden incluir cambios sutiles en el olor, los rasgos faciales, la voz e incluso los movimientos corporales. Estas señales han llevado a los científicos a reflexionar sobre los orígenes evolutivos de tales preferencias.

El estudio reciente tuvo como objetivo profundizar en las complejidades de la atracción humana, centrándose específicamente en las respuestas de los hombres a las señales asociadas con la fertilidad de las mujeres. Los investigadores se sintieron motivados a investigar por qué algunos hombres parecen más sensibles a estas señales que otros.

«En las últimas dos décadas se han investigado cambios considerables en los comportamientos y preferencias relacionados con el apareamiento en las mujeres a lo largo de sus ciclos menstruales», explicó la autora del estudio Lisa Welling, profesora de psicología en la Universidad de Oakland y autora de » The Oxford Handbook of Evolutionary Psychology and Endocrinología del comportamiento” y “Perspectivas evolutivas de la psicología social”.

“Algunas de esas investigaciones han encontrado evidencia de que los hombres consideran a las mujeres más atractivas cerca de la ovulación, cuando son más fértiles, lo que sugiere que los hombres están captando señales sutiles sobre el estado ovulatorio de las mujeres. Sin embargo, ninguna investigación ha investigado la variación en la capacidad de los hombres para percibir estas señales. Estábamos interesados ​​en saber qué hombres son particularmente buenos o malos a la hora de percibir estas señales sutiles sobre la probabilidad de concepción de las mujeres”.

Los investigadores idearon un estudio en el que participaron 182 participantes masculinos con edades comprendidas entre 18 y 52 años. A estos participantes, una mezcla de hombres heterosexuales solteros y en pareja, se les presentaron fotografías de rostros femeninos. Los participantes primero calificaron el atractivo físico de las mujeres. Luego, se les pidió que evaluaran la fertilidad percibida de cada mujer.

Los hallazgos confirmaron que los hombres, en promedio, mostraban preferencia por rostros con señales asociadas con una alta fertilidad. A pesar de su preferencia por rostros de alta fertilidad, los investigadores observaron que los hombres no podían identificar conscientemente qué imágenes representaban a mujeres con más probabilidades de quedar embarazadas.

«Replicamos investigaciones anteriores que encontraron que los hombres prefieren los rostros de las mujeres cuando están cerca de la ovulación en comparación con cuando están en otras fases de sus ciclos menstruales, lo que nuevamente sugiere que los hombres están captando señales de fertilidad en algún nivel y están mostrando una preferencia por las mujeres que exhiben esas señales”, dijo Welling.

“Sin embargo, esto no es una percepción consciente, porque cuando se les preguntó qué mujer tenía más posibilidades de concebir, los hombres no tuvieron más que posibilidades de elegir el rostro correcto. En otras palabras, los hombres parecen calificar a las mujeres como más atractivas cuando son fértiles, pero no vinculan conscientemente esa preferencia con una mayor probabilidad de concepción”.

Curiosamente, el estudio destacó que los hombres solteros con una sociosexualidad más baja (lo que indica una preferencia por relaciones a largo plazo) mostraban una mayor preferencia por los rostros de alta fertilidad. Este hallazgo sugiere que los hombres que buscan relaciones a largo plazo pueden priorizar la calidad de la pareja y las señales de fertilidad más que sus homólogos a corto plazo.

«También descubrimos que los hombres solteros que informaron estar menos abiertos al sexo casual y sin restricciones tenían una mayor preferencia por las señales de fertilidad que otros hombres», explicó Welling. «Esto sugiere que los hombres que están menos abiertos al sexo casual y que utilizan más una estrategia de apareamiento a largo plazo pueden beneficiarse de ser más exigentes con una pareja potencial que los hombres que están más abiertos al sexo casual y a estrategias de apareamiento a corto plazo».

Sin embargo, el estudio no encontró ninguna evidencia que respalde la hipótesis de la inversión paterna: la idea de que los hombres que se sienten más atraídos por las señales de fertilidad en las mujeres son más propensos a recurrir a tácticas de retención de pareja, especialmente aquellas que implican costos para su pareja. En otras palabras, no hubo ningún vínculo entre la preferencia de un hombre por mujeres que mostraran signos de alta fertilidad y su disposición a usar tácticas como los celos o la posesividad para evitar que su pareja se interesara por otras parejas potenciales.

El estado civil de los hombres, ya sean solteros o en pareja, tampoco influyó significativamente en su preferencia por rostros de alta fertilidad. Ambos grupos exhibieron un nivel similar de preferencia por estas señales.

«Investigamos la influencia de algunas otras variables, incluida la calidad de la pareja, la calidad de la pareja y las tácticas de retención de pareja que generan costos, que se refieren a comportamientos celosos que infligen un costo de algún tipo a una pareja, como la violencia», dijo Welling. «Ninguna de estas otras variables se relacionaba con la preferencia por señales de fertilidad».

Si bien este estudio ha descubierto hallazgos intrigantes sobre las preferencias de los hombres por las señales de fertilidad de las mujeres, existen algunas limitaciones a tener en cuenta. Por ejemplo, la investigación se centró exclusivamente en las señales faciales, pasando por alto otras señales sensoriales como el olor y la voz, que se ha demostrado que desempeñan un papel en la selección de pareja.

Fuente: Adaptive Human Behavior and Physiology

Articulo original: Titulo: “A Preliminary Investigation Into Individual Differences that Predict Men’s Preferences for Cues to Fertility in Women’s Faces“. Autores: Lisa L. M. Welling y Alex Orille.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *