¿Por qué tu perro pone esos ojos tiernos que derriten tu corazón?

¿Por qué tu perro pone esos ojos tiernos que derriten tu corazón?

Si alguna vez te has preguntado cómo es que tu perro muestra esos «ojos de cachorrito» que derriten tu corazón, un nuevo estudio podría proporcionar algunas respuestas.

Los investigadores identificaron ciertas características musculares que ayudan a que los perros se vean tan lindos y sugieren que miles de años de crianza selectiva han contribuido a su capacidad para usar expresiones en su beneficio.

«Los perros son únicos, a diferencia de otros mamíferos, en su vínculo recíproco con los humanos, lo que se puede demostrar a través de la mirada mutua, algo que no observamos entre los humanos y otros mamíferos domesticados, como los caballos o los gatos», dijo la autora principal del estudio, Anne Burrows quien es profesora en la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Duquesne, en Pittsburgh.

«Nuestros hallazgos preliminares brindan una comprensión más profunda del papel que juegan las expresiones faciales en las interacciones y la comunicación entre perros y humanos», dijo Burrows en un comunicado de prensa de la Asociación Estadounidense de Anatomía.

Para el estudio, los investigadores compararon pequeños músculos faciales llamados músculos miméticos usados ​​para formar expresiones en perros y lobos. Aunque estrechamente relacionadas, las dos especies divergieron genéticamente hace unos 33.000 años cuando los humanos comenzaron a criar lobos de forma selectiva. Fueron las primeras especies domesticadas.

En las personas, los músculos miméticos están dominados por fibras de miosina de «contracción rápida» que se contraen y se cansan rápidamente. Es por eso que podemos hacer expresiones al instante pero no mantenerlas por mucho tiempo, explicaron los autores del estudio.

Los músculos faciales de perros y lobos también están dominados por fibras de contracción rápida. Pero los perros tienen más de ellos, lo que permite expresiones como cejas levantadas, así como contracciones musculares breves y potentes necesarias para ladrar.

«Estas diferencias sugieren que tener fibras musculares más rápidas contribuye a la capacidad de un perro para comunicarse de manera efectiva con las personas «, comento Burrows. «A lo largo del proceso de domesticación, los humanos pueden haber criado perros de forma selectiva en función de las expresiones faciales que eran similares a las suyas, y con el tiempo los músculos de los perros podrían haber evolucionado para volverse ‘más rápidos’, beneficiando aún más la comunicación entre perros y humanos».

En investigaciones anteriores, Burrows y sus colegas encontraron que los perros tienen un músculo mimético que está ausente en los lobos y contribuye a la expresión de «ojo de cachorro».

Los autores dijeron que se necesita más investigación para confirmar sus nuevos hallazgos.

El informe fue presentado el martes en una reunión de la Asociación Estadounidense de Anatomía, en Filadelfia. Las investigaciones presentadas en reuniones deben considerarse preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por pares.

Fuente: U.S. News

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.