Tratamientos para el trastorno afectivo estacional

Tratamientos para el trastorno afectivo estacional

Aunque los días ya se están alargando notablemente, si se siente deprimido este invierno, es posible que tenga una forma de depresión llamada trastorno afectivo estacional o SAD (por sus siglas en ingles).

El trastorno afectivo estacional, que generalmente comienza cuando la luz del día se encoge en el otoño, afecta a aproximadamente el 5% de los adultos estadounidenses. Es más común en mujeres que en hombres, y en personas con antecedentes de depresión. Puede causar lentitud, insomnio, comer en exceso y aumentar de peso, según el Dr. Riley Manion de Penn State Health Medical Group—Prospect, en Columbia, Pensilvania.

Un remedio es usar una caja de terapia de luz que se aproxima a la luz solar al proporcionar exposición a 10,000 lux de luz. Los pacientes se sientan de 16 a 24 pulgadas de distancia de la caja y absorben los rayos durante 20 a 30 minutos.

Manion sugirió hablar con su médico antes de usar una caja de terapia de luz, porque generalmente no está cubierta por los seguros.

Las personas con trastorno afectivo estacional a menudo evitan las actividades sociales que podrían hacerlas sentir mejor, pero acudir a «consejería puede ayudarlas a desarrollar más habilidades de afrontamiento», dijo Manion en un comunicado de prensa de la Penn State.

Los terapeutas pueden ayudar a las personas con trastorno afectivo estacional a cambiar los patrones de pensamiento negativos y ser más activos socialmente.

Algunas personas con trastorno afectivo estacional toman suplementos adicionales de vitamina D para reemplazar los niveles que generalmente se obtienen de la luz solar. Y los médicos a veces recetan antidepresivos a las personas con casos más graves de trastorno afectivo estacional, anotó Manion.

A medida que los días se hacen más largos, los síntomas se aliviarán para muchas personas. Pero Manion dijo que es mejor estar listo antes de que comience la temporada de trastorno afectivo estacional el próximo otoño.

Comience cuando cambie del horario de verano a horario de invierno. «Tome un suplemento de vitamina D o comience su terapia de luz», concluyó Manion.

Fuente: U.S. News

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.