El calor extremo de este verano afecta a personas tanto mental como físicamente

El calor extremo de este verano afecta a personas tanto mental como físicamente

El calor extremo de este verano está afectando a personas de todo el país, tanto mental como físicamente. Si bien el calor puede irritar a cualquiera, el impacto puede ir más allá de eso, especialmente para las personas con afecciones de salud mental. Un psiquiatra del Baylor College of Medicine explica cómo el calor afecta la salud mental.

El calor excesivo causa cambios en las emociones y el comportamiento que pueden resultar en sentimientos de ira, irritabilidad, agresión, incomodidad, estrés y fatiga.

El calor altera esos comportamientos debido a su impacto en la serotonina, el neurotransmisor principal que regula su estado de ánimo, lo que lleva a niveles disminuidos de felicidad o alegría y mayores niveles de estrés y fatiga.

Los grupos más vulnerables afectados por el calor y la salud mental incluyen personas con condiciones preexistentes y personas que usan sustancias como el alcohol. Las personas que ya sufren de estrés, ira o ansiedad experimentarán un aumento de la serotonina.

Si las personas usan sustancias, especialmente alcohol, necesitan estar más hidratadas. Combinar el uso de sustancias con calor requiere aún más hidratación.

«Todas las enfermedades mentales aumentan con el calor porque resulta en más fatiga, irritabilidad y ansiedad, y puede exacerbar los episodios depresivos», dijo el Dr. Asim Shah, profesor y vicepresidente ejecutivo del Departamento Menninger de Psiquiatría y Ciencias del Comportamiento en Baylor.

Los signos de calor que afectan la salud mental comienzan con irritabilidad, disminución de la motivación, comportamiento agresivo y, a veces, confusión mental. En el peor de los casos, puede causar confusión y desorientación.

Si bien evitar el calor puede no ser posible, Shah recomienda hidratarse con electrolitos y mantener la cabeza cubierta cuando salga. Además, vierta un poco de agua en su cabeza para enfriarse e intente hacer cosas a la sombra.

Si normalmente sale a caminar al aire a la calle, de preferencia camine en un centro comercial o en un espacio grande con aire acondicionado.

Si toma medicamentos, consulte con su proveedor antes de mezclar su dosis con calor excesivo. Algunos medicamentos para la salud mental, como el litio para pacientes bipolares, podrían no combinarse bien con el calor. El litio pasa a través del riñón, por lo que si suda más, los niveles de litio fluctúan.

«Si estás afuera en el calor y usas litio, los niveles pueden fluctuar. En ese escenario, tenemos que ser muy cuidadosos y ajustar la dosis de litio o evitar el calor», dijo Shah.

Los cambios climáticos, incluidas las sequías y los cambios extremos de temperatura, pueden causar efectos negativos al aumentar los contaminantes y alérgenos y empeorar la calidad del aire. Estos empeoran los problemas de salud mental como la depresión, la ansiedad o el trastorno de estrés postraumático.

Algunos estudios muestran que la exposición a cualquier desastre climático natural puede aumentar el riesgo de depresión en más del 30%, la ansiedad en un 70% y ambos en más del 87%.

«Los niños son una población vulnerable debido a su inmadurez física y cognitiva. Están expuestos a más contaminantes y alérgenos a medida que pasan más tiempo al aire libre», comento Shah.

Estudios previos sobre visitas a la sala de emergencias exploran las visitas al hospital debido al calor y la salud mental.

Un estudio en JAMA Psychiatry informó un aumento del 8% en las visitas de emergencia debido a los efectos del calor en la salud mental. Si se siente afectado por el calor intenso, hable con su proveedor de atención primaria o especialista en salud mental.

Fuente: Baylor College of Medicine

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *