Las niñas que pasan muchas horas en Internet tienen un mayor riesgo de depresión

Las niñas que pasan muchas horas en Internet tienen un mayor riesgo de depresión

Un análisis de datos de un estudio longitudinal del desarrollo infantil en Canadá mostró que las niñas que pasaban más horas en Internet a los 13 años tendían a tener síntomas depresivos más altos a los 15 años. De la misma manera, el uso de Internet por parte de las niñas a los 15 años se asoció con más síntomas depresivos a los 17. Estas asociaciones estaban ausentes en los niños. El estudio fue publicado en Psychological Medicine.

El trastorno depresivo mayor, comúnmente conocido como depresión, es un trastorno de salud mental caracterizado por sentimientos persistentes de tristeza, desesperanza y pérdida de interés en las actividades. Los tratamientos para la depresión incluyen psicoterapia, medicamentos o una combinación de ambos. Sin embargo, es posible que los tratamientos actuales no sean completamente efectivos, ya que entre el 30 % y el 50 % de las personas con depresión continúan experimentando síntomas incluso después del tratamiento.

La depresión se está volviendo más frecuente en todo el mundo, y las proyecciones de la Organización Mundial de la Salud sugieren que será una de las principales causas de la carga de la enfermedad para 2030. La adolescencia es un período crucial, ya que las personas que experimentan síntomas depresivos durante este tiempo tienen una mayor probabilidad de desarrollar una depresión mayor que es un trastorno en la edad adulta. La mala salud mental durante la adolescencia puede provocar dificultades académicas, desafíos en las relaciones y una disminución de la calidad de vida. Además, los adolescentes con síntomas depresivos pueden recurrir a la automedicación, lo que lleva al desarrollo de hábitos no saludables como el tabaquismo, el consumo de alcohol o el uso de drogas ilícitas.

La autora del estudio, Caroline Fitzpatrick, y sus colegas querían comprender mejor la relación entre el uso de Internet por parte de los adolescentes y los síntomas depresivos. Plantearon la hipótesis de que los niveles más altos de uso de Internet podrían estar asociados con aumentos en los síntomas de depresión con el tiempo, pero que esta relación podría diferir entre niños y niñas.

Los investigadores analizaron datos del Estudio Longitudinal de Desarrollo Infantil de Quebec (QLSCD) realizado entre 1998 y 2018. Este estudio incluyó a 2837 niños nacidos entre 1997 y 1998 en Quebec, Canadá. Alrededor de la mitad de los participantes eran niñas, y el 72% fueron descritos por sus cuidadores principales como canadienses. Aproximadamente el 22% de las familias informaron estar por debajo del límite de pobreza para los hogares canadienses.

El estudio se centró en la información recopilada de 1547 personas de 13, 15 y 17 años de edad, que abarcó de 2011 a 2015. Los participantes informaron su uso semanal de Internet (excluyendo las actividades relacionadas con la escuela) como navegar, jugar en línea, chatear y usar Facebook. Además, a los 13 años, los participantes autoinformaron sobre sus síntomas de depresión durante las últimas dos semanas a través de ocho declaraciones desarrolladas por el Instituto de Estadística de Quebec para los fines de este estudio (p. ej., «Me odio a mí mismo» o «Hago la mayoría de las cosas Bueno»). A los 15 y 17 años, los participantes informaron sobre sus síntomas de depresión a través de otro cuestionario en línea.

Los resultados mostraron que las niñas reportaron puntajes de depresión sustancialmente más altos que los niños en todas las edades. También informaron más horas de uso de Internet por semana que los niños a los 15 años. El tiempo promedio de uso de Internet de niñas y niños fue similar a los 13 y 17 años. Sin embargo, un análisis posterior sugirió que las niñas y los niños podrían interpretar las declaraciones relacionadas con la depresión de manera diferente, lo que plantea dudas sobre la validez de comparar sus síntomas de depresión. Debido a esto, los investigadores realizaron más análisis en niños y niñas por separado.

Los niños que usaban más internet tendían a reportar más síntomas depresivos. Sin embargo, los síntomas depresivos y el uso de Internet a los 13 años no se asociaron con los síntomas depresivos y el uso de Internet a los 15 años. Pero los síntomas depresivos a los 15 años se asociaron con los síntomas depresivos a los 17 años. Lo mismo ocurrió con el uso de Internet, lo que indica que, entre estas dos edades, los síntomas de depresión y los hábitos de uso de Internet en los niños mostraron cierta estabilidad, aunque el uso de Internet a una edad más temprana no predijo la depresión a una edad posterior.

En las niñas, los resultados mostraron una correlación entre el uso de Internet a una edad más temprana y los síntomas de depresión a una edad más avanzada. Cuantas más horas pasaban las niñas usando Internet a una edad más temprana, más síntomas de depresión reportaban a una edad más avanzada.

El estudio hace una valiosa contribución a la comprensión científica de las relaciones entre el uso de Internet y la depresión. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que los investigadores solo examinaron la duración del uso de Internet autoinformada y no incluyeron ningún detalle de las actividades de Internet en los análisis. Además, todos los participantes provenían de una sola región de Canadá y eran francófonos.

Fuente: Psychological Medicine

Articulo original: “Is adolescent internet use a risk factor for the development of depression symptoms or vice-versa?”, autores: Caroline Fitzpatrick, Annie Lemieux, Jonathan Smith, Greg L. West, Véronique Bohbot, and Mark Asbridge.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *